Inicio > Mensajes > Desdoblamiento Involuntario

Desdoblamiento Involuntario

Jueves, 29 de enero de 2009 Dejar un comentario Ir a comentarios

Desdoblamiento Involuntario pero consciente

El sujeto es un joven de unos treinta años, artista grabador de gran talento.(1)

1 Dr. Gibier, Analyse des Choses.

“Hace pocos días —me dijo— regresaba a mi casa, por la noche, hacia las diez, cuando me sobrecogió un sentimiento de laxitud extraño que no me expliqué. Decidido, sin embargo, a no acostarme en seguida, encendí la luz y la dejé sobre la mesa de noche, cerca de mi cama. Tomé un cigarro y lo encendí, di algunas chupadas y me tendí en una butaca”.

“En el momento en que me tendí, recostándome para apoyar la cabeza sobre el cojín, sentí que los objetos que me rodeaban daban vueltas; experimenté como un aturdimiento, una sensación de vacío; luego, bruscamente, me encontré transportado en mitad del cuarto. Sorprendido de aquel desplazamiento del que no había tenido conciencia, miré en derredor mío y mi asombro creció considerablemente al yerme separado de mi cuerpo.”

“Ante todo, me hallé tendido apaciblemente, sin rigidez; sólo mi mano izquierda se encontraba elevada sobre mí, con el codo apoyado y sujetando en la mano el cigarro encendido, cuyo resplandor se veía en la penumbra producida por la pantalla de mi lámpara. La primera idea que se me ocurrió fue la de que, sin duda, me había dormido y que lo que experimentaba era el resultado de un sueño. No obstante, me confesé que jamás había tenido uno semejante ni que tanto se asemejase a la realidad como aquel. Diré más. Tuve la impresión de que nunca había estado tanto en la realidad. Así, dándome cuenta de que no podía tratarse de un sueño, el segundo pensamiento que se presentó de súbito a mi mente fue que yo estaba muerto. Y, al mismo tiempo, recordé haber oído decir que hay espíritus y me imaginé que me había convertido en uno de ellos. Todo lo que sabía sobre este asunto se desarrolló extensamente, en menos tiempo que es preciso para pensarlo, delante de mi vista interior. Recuerdo muy bien que me sobrecogía una especie de angustia y de pesar por las cosas inacabadas; la vida se me representó como una fórmula…”

“Me aproximé a mí, o más bien a mi cuerpo, o a lo que yo creía era mi cadáver. Un espectáculo, que de momento no comprendí, llamó mi atención; me vi respirando; pero, además, vi el interior de mi pecho; mi corazón latía débilmente, pero con regularidad. En aquel momento comprendí que debía tener un síncope, como los que no recuerdan lo que les ha sobrevenido durante su desvanecimiento. Y entonces temí no acordarme de lo que me estaba ocurriendo al recobrar los sentidos”.

“Sintiéndome un poco tranquilizado, dirigí la mirada a mi alrededor, preguntándome cuánto tiempo iba a durar aquello; luego no me ocupé más de mi cuerpo, del otro yo que descansaba en la butaca. Miré mi lámpara, que continuaba ardiendo silenciosamente, y me hice la siguiente reflexión: que estaba muy ti de mi cama y podía comunicar el fuego a las cortinas; cogí la llave de la mecha para apagadla, pero, nueva sorpresa para mí; sentía perfectamente la llave con su muelle; percibía, por decirlo así, todas sus moléculas, pero en vano hacía girar mis dedos; éstos sólo ejecutaban el movimiento, era inútil ejercer presión sobre la llave”.

“Me examiné entonces a mí mismo, y vi que aunque mi mano Pudiese pasar a través de mí, sentía bien el cuerpo, que me pareció, si mi memoria sobre este punto no me es infiel, como revestido de blanco. Después me coloqué delante del espejo, frente a la chimenea. En lugar de ver mi imagen reflejada en el cristal, me di cuenta de que mi vista parecía extenderse a voluntad, y la pared, después la parte posterior de los cuadros y de los muebles de casa de mi vecino, y seguidamente el interior de su aposento, aparecieron a mi vista. Me di cuenta de la falta de luz en aquellas piezas en las que, sin embargo, veía, y distinguí muy claramente como un rayo de claridad que, partiendo de mi epigastrio, iluminaba los objetos”.

“Me vino la idea de penetrar en casa de mi vecino, a quien, por otra parte, no conocía, y que estaba ausente de París en aquel momento. Apenas tuve deseos de visitar la primera pieza, cuan do me encontré transportado, ¿cómo? No lo sé, pero me parece que debí atravesar la pared con la misma facilidad que mi vista la penetraba. En una palabra; estaba en casa de mi vecino por primera vez en mi vida. Inspeccioné los cuadros, me grabé su aspecto en la memoria, y me dirigí hacia la biblioteca, en la cual observé, muy particularmente, varios títulos de obras colocadas en la misma hilera a la altura de mis ojos”.

“Para cambiar de lugar, no tenía más que quererlo, y sin es fuerzo, me encontraba en el sitio adonde quería ir.”

“A partir de aquel momento, mis recuerdos son muy confusos; he ido lejos, muy lejos, a Italia creo, pero no podría explicar el empleo del tiempo. Es como si no teniendo ya la comprobación de mí mismo, no siendo ya dueño de mis pensamientos, me encontrase transportado aquí o allá, según mi pensamiento se dirigiese a uno u otro sitio. No estaba seguro de él aún, y me huía en cierto modo antes de que pudiese asirle. La loca de la casa, entonces, se llevaba la casa consigo.”

“Lo que puedo añadir, para terminar, es que me desperté a las cinco de la mañana, rígido, frío, sobre el sofá y teniendo aún el cigarro sin terminar entre los dedos. La lámpara estaba apagada; se había hacinado el tubo. Me metí en la cama, sin poder dormir, y me sentí agitado por un escalofrío. Por fin me vino el sueño; cuando me desperté era pleno día”:

“Mediante una inocente estratagema, induje a mi portero a ver la habitación de mi vecino, y subiendo con él pude ver los cuadros en su sitio, lo mismo que los muebles, así como los libros que había observado atentamente; todo lo que yo había visto la noche precedente”.

“Me guardé bien de hablar de esto a nadie por el temor de pasar por loco o alucinado.”

Este relato es eminentemente instructivo. Primero prueba que esta exteriorización del alma no es resultado de una alucinación o recuerdo de un sueño, porque la visión de la habitación vecina, que el grabador no conocía, y en la cual ha penetrado por primera vez durante este estado particular es perfectamente real. En segundo lugar, comprobamos que el alma, cuando está desprendida del cuerpo, posee una forma definida y el poder de pasar a través de los obstáculos materiales, sin experimentar resistencia, bastando su voluntad para transportarla al lugar en que desea encontrarse. En tercer lugar, tiene una vista más penetrante que en el estado normal, puesto que el joven veía latir su razón a través de su pecho.(1)


(1) ¿No es comparable esta visión a la de los sonámbulos? ¿Y no tenemos razón al atribuirla al alma?

La conservación del recuerdo de los acontecimientos sobrevenidos durante el desdoblamiento es en este caso muy clara; pero puede ser mucho menos viva, y entonces el agente, al despertarse, no sabrá si ha soñado, o si su alma ha abandonado su envoltura física; en fin, lo más frecuente es que el espíritu olvide, al entrar de nuevo en su cuerpo, lo que ha pasado durante el desprendimiento.

Hay que guardarse bien de deducir —como se hace demasiado frecuentemente— que esta salida es una manifestación inconsciente del alma; la verdad es que es sencillamente la memoria de este fenómeno la que ha desaparecido; pero mientras se ejecutaba, el alma tenía perfecto conocimiento de él.

Hagamos una última observación a propósito de la imposibilidad para el joven grabador de dar vueltas a la llave de su lámpara, por más que percibía, por decirlo así, su textura íntima. Esta impotencia, que es común a todos los espíritus, depende de la rarefacción del periespíritu; pero puede suceder también que, gracias a un influjo de energía tomado del cuerpo material, la envoltura fluídica adquiera un grado suficiente de sustancialidad para obrar sobre objetos materiales. La aparición de la madre de Elena tenía esta sustancialidad.

Parangonando este relato con el de Cromwell Varley, se comprueba claramente que el alma desprendida del cuerpo goza de las ventajas de la vida espiritual. No son teorías; es la comprobación pura y simple de los hechos.

Hasta ahora las apariciones, llamadas telepáticas, de que acabamos de hablar, no han revelado nada acerca de su naturaleza íntima; salvo los movimientos que ejecutan y las puertas que parecen abrir y cerrar a voluntad, se las tomaría por seres verdaderamente inmateriales. He aquí algunos casos en los que se acusa más la tangibilidad.


Gabriel Delanne

  1. elizabeth castillo alvarado
    Miércoles, 15 de julio de 2009 a las 02:34 | #1

    TAMBIEN YO HE TENIDO UNA EXPERIENCIA, PERO NO SE SI SE TRATA DE DESDOBLAMIENTO. EN VARIAS OCACIONES Y SIEMPRE A LAS 3 DE LA MAÑANA QUEDO DESPIERTA DE INSOFACTO Y SUFRO PARA VOLVER A CONCILIAR EL SUEÑO, CUANDO PASA APROXIMADAMENTE UNA HORA O MAS DE REPENTE SIENTO UN SONIDO COMO EL SONIDO DE MUCHAS AVEJAS Y COMIENZO A SENTIR MI CUERPO ADORMECIDO Y ESTANDO CONSCIENTE HAGO MUCHA FUERZA POR MOVERME PERO ES INUTIL, SIENTO QUE LA SANGRE CIRCULA A MILLÒN POR MIS VENAS Y MI CORAZÒN BOMBEA FUERTE Y TENGO MIEDO DE MORIR. AL COMIENZO DE EXPERIMENTAR ESTA SITUACIÒN ME SENTIA ASI, LUEGO COMENCE A TRANQUILIZARME PERO AL NO PIDDER MOVER EL CUERPO FISICO Y ESTANDO CONSCIENTE SENTIA UNA TRANQUILIDAD Y VEIA CUANDO MI ESPIRITU TRANSPARENTE Y BRILLANTE ILUMINANDO TODO VOLABA POR TODA LA HABITACIÒN, ATRAVESANDO LAS VENTANAS , PAREDES Y CAIA A UN PARQUE QUE QUEDA CERCA A MI CASA Y YO CONCIENTE TODO EL TIEMPO , PARA VERIFICAR QUE ESTABA CONCIENTE SIEMPRE TOCABA EL PASTO Y OBJETOS QUE VEIA, Y ME DECIA ESTOY CONCIENTE DE QUE ESTOY EN ESTA SITUACIÒN. PODIA VOLAR, A VECES CAMINAR O LA ÙLTIMA VEZ LO HICE SOLO PENSANDO A DONDE QUIERO IR Y ME TRANSPORTE A LA CASA DE UN AMIGO Y HASTA LE HICE MASAJES EN LA ESPALDA PORQUE YO SABIA QUE SIEMPRE ESTABA ESTRESADO, PERO EN ESE PLANO EL ESTRES DE LA ESPALDA SE VE LLENA DE LADRILLOS. TAMBIEN EN UNA OCACION VISITE MI UN NOVIO PERO NO CONOCIA SU ABITACÒN ENTRE POR LA VENTANA Y LLEGUE A LA HABITACIÒN DE EL Y ME ARRODILLE AL PIE DE LA CAMA Y LO ABRACE Y ESTABA OSCURO PERO VEIA LA CAMA Y VI LAS LUCES DE ENERGIA QUE QUEDA EN LAS COBIJAS DEL CALOR DEL CUERPO. EN FIN HE TENIDO VARIAS SALIDAS Y ME LLEVARIA TIEMPO CONTARLAS , SON DIFERENTES HISTORIAS, PERO LA EXPERIENCIA AL SALIR DEL CUERPO SIEMPRE SON IGUALES. BUENO NO SOPORTABA MAS ESA SITUACION Y LE COMENTE A UN SEÑOR QUE ES PORFESOR DE YOGA Y ME DIO EL CONCEJO QUE SI NO QUERIA VOLVER A EXPERIMENTAR ESA SITUACION ENTONCES QUE CADA VEZ QUE ME FUERA A DORMIR ME MENTALIZARA Y DIJERA ” SI SALGO ESTA NOCHE Y ALGUIEN LLEGA A MOVER MI CUERPO LLEGARE Y DESPERTARE DE INMEDIATO”. QUIERO ACLARAR QUE CUANDO CUANDO SALGO DE MI CUARPO FISICO TENGO MUCHO MIEDO DE DEJARLO SOLO Y ESTE DONDE ESTE SIEMPRE LO ESTOY CUIDANDO PARA QUE NO LE PASE NADA.

    NOTA: SI HAY ALGUIEN QUE SEPA DEL TEMA ME GUSTARIA SABER PORQUE ME SUCEDE ESTO Y TAMBIEN ME GUSTARIA HACERLE MUCHAS PREGUNTAS. GRACIAS

  2. libra
    Miércoles, 19 de agosto de 2009 a las 15:43 | #2

    Hola:

    A mí me sucede lo mismo desde hace unos cinco años. Tengo 27 y por temporadas, a veces a diario, otras veces, mensualmente… me ocurre lo mismo. Mientras duermo, me despierto bruscamente viendo todo lo que hay alrededor, escuchando las conversaciones exactas de la radio, la tv o de algún familiar si es de día… pero en cambio, mientras siento como si una gran descarga de electricidad abarcara mi cuerpo, no puedo moverme. Cuando pasa un tiempo, puedo sentir poco a poco mover algún brazo, pero en cambio, puedo mirar para darme cuenta de que en realidad, físicamente no se mueve nada en mí. He tenido experiencias muy diferentes, algunas en donde después de este acontecimiento, algo me arrastra hacia un lado y después puedo ver la habitación dando vueltas u objetos flotando… pero siempre estoy tan paralizada del miedo que intento volver en si, volver en si, hace muchísimos esfuerzos para que todo pase… y al final, termina pasando. Esta misma noche me ha vuelto a pasar, no he tenido esas “alucinaciones” como otras veces, pero mientras escuchaba perfectamente y veía la tele, me pasaba otra vez esa especie de descarga y al mismo tiempo no podía moverme… y es curioso, porque he intentado no luchar, es decir, dejar de intentar moverme, hasta que pase, como he hecho otras veces… pero al momento he notado que si no intentaba moverme estaba a punto de salir del cuerpo, es como si yo no pesara nada y estuviera en un sitio sin gravedad… y esa sensación me da tanto pánico, que me pongo loca a intentar moverme hasta que pasa y después me quedo paralizada del miedo¡ pero sobretodo del cansancion que me provoca este hecho. Yo también estoy perdida. Nadie lo puede entender. Una vez fui al médico, me dio hora para el neurólogo y él, me mandó a la prueba del sueño. Me llenaron la cabeza de cables, y yo me pedí a mi misma que por favor me pasara esa experiencia, para así saber qué es lo que me pasa. Efectivamente, me pasó… y cual fue mi sorpresa que cuando fui a ver los resultados, mi médico dijo que la prueba fue totalmente normal. Y la única solución que me dio fue que si éstas experiencias me obligaran a llevar una vida anormal, lo único que podría hacer es recetarme prozac. El médico fue majo, se que me lo creía, incluso se interesó en traerme algunos libros de alteraciones del sueño, pero me dió a entender que eso era algo extraño y sin ninguna explicación médica. Para terminar, también decir una cosa curiosa. Si llevo una temporada en la que no me ocurre nada de estas cosas, basta con que una noche antes de dormir me haya venido éste simple pensamiento, para que me ocurra esa misma noche. Es como si consciente o incoscientemente pudiera programarlo. En fin, espero que nos podamos ayudar desde aquí. Gracias

  3. Rausan
    Jueves, 10 de septiembre de 2009 a las 12:53 | #3

    Cosas del Espíritu.
    Cuando comprendamos y creamos que no somos materia o cuerpos materiales viviendo una experiencia espiritual aquí en nuestro querido planeta tierra, sino que somos Epíritus viviendo una experiencia material en el mismo, comprenderemos entonces que es el Espíritu el que tiene muchos atributos y dentro de ellos está el de poder desdoblarse o desprenderse parcialmente del cuerpo material.
    Bill W nos narra experiencias espirituales en el libro Transmítelo, lo mismo hace El Doctor Bob en el libro El Doctor Bob y los buenos veteranos.
    Ellos experimentaron y practicaron experiencias mediumnicas y que además les sirvieron de mucho para confirmar su espiritualidad.
    Nos toca a cad uno de nosotros leer y comprender lo que es el espíritu, porque nos quedamos únicamente en averiguar que es Espiritualidad, pero no profundizamos en lo que es espiritualismo, el espíritu y sus consecuencias respecto de las leyes universales como por ejemplo d causa y efecto, libre albedrío, leyes morales etc.
    Cada uno de nosotros tiene experiencias extrasensoriales, a las cuales no les prestamos mucha atención o nos las guardamos y no las compartimos por miedoa a que se nos tilde o de locos o de fanáticos espirituales.
    Dios nos bendiga a todos y nos guíe por el camino de la comprension y sabiduría

  4. deifer
    Domingo, 18 de octubre de 2009 a las 21:52 | #4

    primero no deves sentir tu cuerpo y he aqui les aporto algo:
    Desdoblar cuerpo y mente. Así es, el viaje astral consiste en realizar una proyección del alma a un plano superior de conciencia: el mundo astral, llamado en muchas ocasiones “más allá”. Habrá muchos escépticos que se nieguen a escuchar nuestra verdad. Hemos experimentado vivencias que nos han hecho cambiar de pensar. Y ahora decimos: “¿Como es posible que no fuéramos conscientes de toda esta inmensidad que nos rodea?”.
    Lo cierto es que miles de personas en nuestro planeta, bien voluntaria o involuntariamente han logrado acceder a esta misteriosa dimensión. Todos podemos visitar este otro mundo paralelo, lleno de emociones y nuevas experiencias, solo es cuestión de QUERER. bueno hasta ahi vamos bn… ahora Realizar un viaje o proyección astral consiste en desdoblarse conscientemente, en otras palabras: separar el cuerpo

    del alma, la única manera para conseguirlo es dormirse sin perder la conciencia. Han aparecido multitud de técnicas

    y métodos para lograrlo, desde la meditación hasta el hipnotismo, las experiencias cercanas a la muerte también se

    han considerado como cortas proyecciones. Los viajes astrales han estado presentes desde los tiempos mas remotos,

    con ellos, los antiguos anunciaban catástrofes, veían nuevos mundos y transmitían mensajes del más allá.

    Gran parte de los viajeros astrales sufrían tales sucesos desde niños, otros han adquirido la habilidad posteriormente.

    Cuando uno se proyecta al astral suele ver su cuerpo tendido en la cama, es una sensación muy emocionante, y a

    la vez desconcertante, Muchas personas creen que el viaje astral puede ser peligroso por las radiaciones solares y

    otras ondas, pero se tiene que tener en cuenta que el cuerpo astral posee una frecuencia vibratoria mucho mayor que

    estas ondas y por lo tanto es completamente inmune.

    Cuando nos separamos y dejamos atrás nuestro cuerpo físico, quedamos unidos por el conocido cordón de plata, un

    enlace invisible que hace que podamos regresar instantáneamente cuando lo deseemos o bien en el momento de

    despertar, este cordón únicamente se destruye en el momento de la muerte del individuo.

    Un viaje astral nos permite visitar cualquier parte del mundo instantáneamente, acceder a una época pasada o futura,

    mundos paralelos al nuestro, aprender de culturas lejanas a nuestra galaxia o sistema solar, descubrir objetos,

    artilugios y maquinas que aún no se han fabricado, ¿quién sabe si Leonardo da Vinci hizo uso de ellos para adquirir

    los conocimientos que plasmaba sobre papel. Hay infinidad de opciones para no aburrirse, la experiencia vale la pena

    vivirla.
    El plano astral

    El plano astral es un mundo paralelo al nuestro en el cual es necesario adquirir un estado mental adecuado para acceder a el. Es un lugar en el que puedes vagar libremente sin preocuparte por la distancia que hay de un lugar a otro o el tiempo que tardarías en recorrer el camino, es importante decir que la barrera del tiempo también queda anulada, ya que el cuerpo astral no esta formado de materia.

    En el momento que te separas del cuerpo físico puedes visitar cualquier lugar del mundo instantáneamente con el solo hecho de pensar en el, o si lo prefieres cualquier época. A medida que realices mas viajes te encontrarás con personas y entidades del mundo astral, piensa que son almas como tu, seres fallecidos, viajeros astrales o espíritus que jamás han tenido un cuerpo físico. Posiblemente veras conocidos que serán incapaces de reconocerte a ti, otros que te hablaran como si te conocieran desde siempre, en todo momento ten en cuenta que nadie pude hacerte daño, por lo tanto puedes hablar con quien desees. Para comunicarte solo tienes que visualizar el mensaje o pregunta que quieres transmitir, lo mas probable es que seguidamente te des cuenta de que tu mensaje se ha enviado telepáticamente a la persona deseada (eso es posible por el hecho de que no hay el cuerpo físico que lo impide), del mismo modo esa persona se podrá comunicar contigo si quiere, igualmente no te preocupes por ese tema, hay cosas que te saldrán solas sin necesidad de practicarlas.

    Si te parece poco todo esto, te advierto que no acaba aquí, posiblemente no conozcas la teoría de universos múltiples de Hugh Everett (en la página encontraras enlaces interesantes), esta trata de la existencia de infinidad de realidades distintas con gran semejanza unas a las otras. A medida que uno se aleja del espacio-tiempo estos mundos son más distintos que el anterior, por ese motivo, no te extrañes si apareces en un lugar en el que no identificas la mayoría de los objetos, edificios o personas. Es posible ver ciudades y construcciones de épocas y lugares que no corresponden a nuestro mundo. En definitiva, cuanto mas te alejes de tu mundo original mayores son las diferencias que apreciaras.

    En cada uno de los viajes surgen dudas, Internet puede ser un medio excelente para aprender técnicas y consejos, pero recuerda que la mayoría de respuestas a estas cuestiones las encontraras en el plano astral.

    bye comentarioss o dudas a deifermania2@hotmail.com

  5. Patricia
    Lunes, 25 de enero de 2010 a las 22:17 | #5

    Bueno… yo acabo de cumplir los 18 y siempre me he caracterizado por tener experiencias bastante raras.. siento las malas vibraciones y por lo general me adelanto a los hechos, esto del desdoblamiento lo vengo experimentando desde los 12 o 13 cuando estaba en básica y me daba demasiado miedo el no poder moverme y a esa edad no tenia idea de que sucedía. Con los años me he ido dado cuenta de que intentar detener lo que ocurre e intentar salir de ese “trance” es peor, ya que terminas adolorida y cansada, yo solo espero que pase y solo escucho derrepente conversaciones, la radio o la tv. Pero una vez tuve miedo… hace como 2 años vi que una mujer estaba al lado de mi cuerpo, yo solo la miraba sin saber que hacer hasta que senti que alguien me empujo y cai, la mujer me miro y yo volvi a mi cuerpo… Alguna vez recuerdo haber escuchado que en esos momentos en los que uno sale del cuerpo (el alma) puede quedarse deambulando y otra alma “entrar ” en nuestro cuerpo…. Quisiera saber si es verdad ? Porfavor si alguien sabe mas exhaustivamente acerca de esto contestar a alone.pt@gmail.com

  6. Quim
    Martes, 20 de abril de 2010 a las 04:41 | #6

    quisiera que me ayuden con esto…
    anoche estaba chat con mi enamorado cerca de las 10pm….
    luego de eso el dejo de contestarme en el lapso de como una hora o mas…
    y lego de eso comenzo a responderme los sms…
    pero me decia que se centia raro…
    que su cuerpo se movia x si solo….
    el no sabia lo que le pasaba y obiamente yo tampoco..
    quisiera saber por que le ocurrio eso…
    cuando me escribia m dijo que tenia miedo perderme, que tenia miedo de que algun dia amanezca y ya no sepa mas de mi, cosas asi…
    luego de eso comnzo a decirme que se siente masl..
    que se siente raro…
    que no sabia lo que le pasaba…
    que sentia algo extraño como que su alma se desprendia de su cuerpo…
    que el me escribia pero que lo hacia involuntariamente…
    eso me conto despues….
    cuando el comenzo a decirme que se sentia raro yo comence a preguntarle que que le pasaba…
    y me dijo que como que algien controlaba su cuerpo…
    yo pence que era brujeria…
    luego de eso..
    le segui preguntando que que sentia…
    que que le pasaba…
    hasta que me moleste porque no me decia nada conceto…
    cuando me moleste el reacciono y me dijo que lo disculpe que no se sentia bien pero que porque me molesto con el….
    y ai me llamo…
    y yo le conte todo lo que me habia mandado por sms….
    el dice que no se acuerda de nada…
    solo que no sentia su cuerpo…
    pero que escribia los sms que me mandaba y ya…
    necesito que me ayuden quiero saber porque paso eso que es?????

  7. Isabel
    Miércoles, 2 de junio de 2010 a las 00:47 | #7

    Yo he pasado por algo similar. Esto es nuevo para mi y me sucedió hace 2 días, por eso he entrado a usta página para entender un poco lo que me pasó. Tenía problemas para conciliar el sueño, luego me dormí y de pronto desperté flotando en el aire frente a mi cuerpo físico que esta en el filo de la cama. Veía mi cuerpo dormido, mi cuarto estaba oscuro y sentía mucho frio. Me asusté al verme ahí y de pronto me empecé a preguntar si me había muerto y no me había dado cuenta. Entonces empecé a hacer mucha fuerza para despertarme, poque pensaba que esa era la única manera de que mi alma regresara al cuerpo, ya que no quería morir. Finalmente regresé a mi cuerpo e intentaba no volverme a dormir, haiendo un esfuerzo enorme por mantenerme despierta. Igual el sueño me vencía y en ese momento empezaba a escuchar un fuerte zumbido como de abejas y llegaba a mí como fuertes ondas y volvía a sentir frio y miedo. Seguí intentando mantenerme despierta y no podía ese zumbido volvia a mi mi cada vez que me quedaba dormida, creo que me ocurrió 3 o 4 veces, hasta que finalmente no se en que momento me quedé dormida y amaneció. Sabía que lo que me había pasado no era un sueño poque yo tenía conciencia de lo que me estaba pasando e intentaba con todas mis fuerzas mantenerme despierta para que mi alma no se volviera a salir del cuerpo. Quisiera saber si me vuelve a ocurrir podría morir si no logro regresar al cuerpo.

    Isabel

    @elizabeth castillo alvarado

  8. Xime
    Miércoles, 4 de agosto de 2010 a las 23:31 | #8

    Yo he tenido otro tipo de experiencia, paso por un lugar caminando tranquilamente y experimento desdoblamiento involuntario, no lo puedo controlar, el problema es que paso como a un tiempo paralelo con otras personas otro lugar, es la misma hora pero otro escenario, no se si es el mismo lugar pero es el mismo día, escucho los ruidos y siento los aromas, no detallaré tanto, pero el regreso es muy desagradable ya que cuando vuelvo donde estaba me siento muy mal mareada, con ganas de vomitar y un gran dolor de cabeza, he ido al reurólogo pero me dicen que es psicológico no me dan mayor argumento, pero estoy segura de lo que me pasa ya que cuando llego a casa estoy impreganada con otros aromas. Muchas veces me da miedo porque es un conjunto de cosas y que para mi no tienen explicación.
    Xime

  9. eduardo
    Domingo, 5 de septiembre de 2010 a las 02:48 | #9

    hola, me gustaria que me ayudaran a saber mas sobre el tema del desdoblamiento involuntario, por que me ha pasado ya 2 veces y la ultima vez fue hace unas semanas, dormia en mi cama cuando durate la noche vi mi cuerpo durmiendo y la posicion de los muebles y mis almohadas todas en las ubicaciones reales que las encontre cuando desperte, me veia durmiendo y sabia que era un sueño, pero habia algo que respiraba al lado mio era un aire frio que por ese motivo tenia miedo y debia despertarme rapidamente, pero sabia que estaba durmiendo, en eso intente moverme y sentia como me pesaban mis manos y cuerpo en general deduje que era por que estaba durmiendo pero lo unico que queria era encender el televisor o la lampara para dejar de sentir esa brisa fria que daba hacia mi cara por eso mismo trate de buscar mi control remoto dentro de la pieza ( todo esto fuera de mi cuerpo) cuando en un movimiento brusco saque fuerza y encendi el televisor, el control estaba bajomi almohada pero nunca lo dejo alli, cuando desperte me dolia mucho el pecho y me sentia cansado, luego volvi a dormir , como se puede parar estas situaciones? he tenido sueños anticipados a hechos reales y la verdad todo sucede mientras duermo quien me da info de por que se producen estas cosas? gracias

  10. german
    Miércoles, 20 de octubre de 2010 a las 02:01 | #10

    a mi no me ha pasado nada de eso pero en realidad t creo xq yo (despierto) veo visiones de cosas q veo en el futuro exactamente iguales, enmis visiones se pueden apreciar la misma imagen , sonido y hasta o que pienso . me pasa casi todos los dias y aveces hasta asusta un poco x q no puedes cambiar esa vision asi hagas lo q hagas pero de verdad deseriaa saber xq me ocurre esto si hayy alguien q sepa x favor comenten ;D

  11. reynel
    Viernes, 22 de abril de 2011 a las 03:51 | #11

    bueno señores a mi primero medio un poco de todo loque ustedes hablan inclusive de niño sentia poder volar porlas noches y remontar edificios de mi ciudad eso hasta los 15 años nunca le prste atencion por que era agradable luego 5 años despues eMPEZE a quedar paralizado nclusive estando sentado o parado mientras hablaba con mis amigos por lazos cortos de tiempo podia ver pero me quedaba inmobil y sentia que otraas cosas aparte de mis amigos me rodeaban y pasaban muy rapido hasta que mis amigos me sacudian y se burlaban de mi por verme decian que ponia cara de muerto y medaba de noche pero sentia despertar sin poder dar uhn paso y me deesespera .
    en la actualidad an ocurrido una situaciones de mal gusto por e podido ver cossa que se asercan ami al punte de haber forzejeado en tres veces con algo que parece ser otra persona o almenos se ve asi lo que pude ver con claridad fue su cara la verdad horrible esto si me preocupa no entiendo que a querido esto de mi pero siento haber aprendido a repelerlo sialguien me puede decir que es esto digamen por favor

  12. teresa torres anabalon
    Sábado, 9 de junio de 2012 a las 23:20 | #12

    hola soy teresa y eyer me currio un suceso inesperado i dificil de creer . a las 9 de la mañana estaba jugando con mi gato en la cama mi mama no estaba no habia nadien en mi casa . de repente dije voy a intentar dormir un poco mas ya que no tenia ke trabajar ese dia . de repente me acoste asia atras y comense a sentir un ruido muy fuerte en los oidos y me kede escuchandolo . cada vez era mas fuerte y de repente cerre los ojos y entre mi pense , m voy a parar para que se me quite por era muy fuerte y me pare . camine al baño y de regreso me encontre con la sorpresa de que estaba acostada en mi cama . me asuste mucho y no sabia que hacer y de repente comence a abrir mis ojos y uno de ellos no lo podia habrir y no sentia mi cuerpo solo logre darme cuenta de que puede mover solo una pierna . en ese momento solo queria tirarme abajo de la cama para pedir ayuda . pero no pude luego senti ke pude mover un poco mi cabeza y en 12por 3 reaccione . aunke en todo momento estuve conciente …. la verdad si me lo hubieran contado no lo creo . pero ami me paso . y sin saber nada del tema y fue ago involuntario en mi lo que es ahora ruego ke no me vuelva a pasar por que tuve mucho miedo .. NUNCA ME IMAGINE QUE ME HIBA A PASAR AMI MENOS SIN SABER QUE ESTO EXIXTIA …..

  1. Sin trackbacks aún.
*